martes, 4 de marzo de 2014

LAS REVISTAS POSTISMO Y LA CERBATANA (1945).- MADRID


 

                                                                  El Postismo


          
                                                                                                                                                                                 
                                        
                                                                                              
                                               
                                            
 
La génesis de la aventura postista (Pont, 1987: 44-49) se produce en Ávila, donde la familia de Eduardo Chicharro residía en los veranos. Allí, en agosto de 1944, hospedado Ory en la celda de un convento, que había alquilado Chicharro, debió de gestarse el embrión del Postismo.

Chicharro tiene la idea de crear un movimiento estético-literario y para ello se compromete a redactar un manifiesto. Es secundado por Ory, a quien había conocido en el café “Pombo” y por el italiano Silvano Sernesi, a quien conocía de sus años romanos, donde su padre, Eduardo Chicharro Agüera (pintor de cámara de Alfonso XIII) era director de la Academia de Arte Española en Roma.

Carlos Edmundo de Ory sugiere el lanzamiento de una revista, portavoz del movimiento. El respaldo económico corrió a cargo de Silvano Sernesi, cuyo padre era el director de la sucursal de la “Banca di Lavoro” en Madrid, que le concedió un crédito de 5000 pesetas.

Posteriormente, el 15 de noviembre de 1944 se produce el primer anuncio del Postismo al mundo en “Radio SEU”:

El 15 de noviembre de 1944, el Postismo fue invitado a hacer unas declaraciones ante el micrófono de “Radio Seu”. El poeta Salvador Pérez Valiente (…) hizo unas cuantas preguntas acerca de las nuevas tendencias, concluyendo por dar lectura, en colaboración de los mismos autores, de tres romances postistas.

-¿Qué entendéis? ¿Qué es? ¿Qué representa el Postismo?

-El Postismo es la herencia inmediata e inevitable de los demás (…) ismos. Post-surrealismo, post-cubismo, post-ultraísmo…Por eso se llama POSTISMO, el ismo que viene después de los otros ismos. Lo descriptivo, lo narrativo, lo pintoresco y lo psicológico han caído en descrédito, dejando lugar a lo que muy superficialmente se puede entender por intelectual (…) Es decir, el máximo partido puede sacarse del primer elemento postista: la imaginación. El surrealismo dice: escribe o pinta absolutamente lo que se antoje, pero sin moral, lógica o estética. El Postismo dice: escribe o pinta lo que se te antoje, por disparatado que sea; pero has de perseguir, sobre tos la belleza (estética), y debe ésta responder a una rigurosa lógica, por loca que sea. Queriendo definir el Postismo con una sola palabra, sería ésta: IMAGINACIÓN.1

La noche de los Reyes Magos de 1945 se produjo el acta fundacional del Postismo en el café “Castilla” de Madrid por los tres citados artistas: Eduardo Chicharro Briones (1905), Carlos Edmundo de Ory y Silvano Sernesi, nacidos ambos en 1923; esto dice al respecto el postista canario Félix Casanova de Ayala:

Inopinadamente, en el propio Madrid y en uno de sus cafés literarios más anacrónicos- el “Castilla”, en la calle Infantas-, la noche de Reyes Magos de aquel año de gracia y desgracia de 1945, tres poetas: uno, andaluz- Ory-, otro, madrileño romanizado- Chicharro Hijo- e italiano legítimo, el tercero- Silvano Sernesi-, se pronuncian en rebeldía contra la secuela y huestes de Gracilazo. Su bandera es el Postismo.2

Unas tarjetas, en forma de hexágono irregular, con el nombre y el teléfono de los fundadores del Postismo se reparten al público en el citado café “Castilla”, con ceremonial “entre histérico e histórico”, según Casanova de Ayala.

El 20 de enero de 1945 los diarios madrileños ABC, Arriba y Pueblo publican el siguiente anuncio:

España lanza el Postismo. Un grupo de jóvenes poetas y artistas acaba de lanzar en Madrid el programa de un nuevo movimiento de tendencia plástico literaria. Son sus fundadores Eduardo Chicharro (hijo), Carlos Edmundo de Ory y Silvano Sernesi, un pintor y dos poetas, y le llama a este movimiento >>Postismo<<. Como órgano de prensa del >>postismo<< saldrá en este mismo mes una revista que tomará el título de la Escuela citada.

Después de aquella ceremonia fundacional del café “Castilla”, el Postismo comienza su singladura pública. Los postistas frecuentan las tertulias literarias madrileñas: la del huérfano café “Pombo” (con RAMÓN en Buenos Aires), la del café “Gijón” y su “Juventud creadora”, con José García Nieto al frente. A menudo los postistas asistían a dichas tertulias con ánimo de provocar y cuestionar a los renombrados escritores ‘oficiales’. Su punto de mira se dirigía al cenáculo del garcilasismo poético; esto declaraba Ory al diario Sevilla en septiembre de 1945: “Nos reunimos en Madrid en el café “Castilla”, pero ahora vamos darle la batalla a la “Juventud creadora”, de García Nieto, al propio café “Gijón”, guarida de aquella”.3

El Postismo sacó su revista del mismo nombre, POSTISMO, estética, enero 1945 y figuran como directores Silvano Sernesi y Carlos Edmundo de Ory, redactor técnico postista, Chicharro Hijo y la redacción estaba en la C) Barbieri, 10 de Madrid. El título lleva adornos modernistas, unidos por flores, diversas aves, un pavo real y un niño semidesnudo.

En el centro de la portada hay una fotografía del pintor Gregorio Prieto con el torso desnudo y con la cabeza tocada por un casco de apariencia futurista y un naipe en equilibrio en el centro del pecho. El personaje apoya su barbilla en sus manos con los dedos cruzados.

Esta fotografía es obra de Eduardo Chicharro, que se la hizo cuando ambos estaban becados en la Real Academia de Bellas Artes de España en Roma. El fotomontaje sugiere tres elementos relacionados con el ismo:

. La desnudez, nacimiento del ismo.

. El casco, de apariencia futurista, señalando el vanguardismo y la protección

. El naipe, símbolo del azar y del juego. (Pont, 1987: 165-166).

En este primer número de Postismo, se publica, tipográficamente contrapeado, el “Manifiesto del Postismo”, firmado por CH.H. (Chicharro Hijo) y cuyos puntos básicos son los siguientes:

Solo la imaginación, hija de la Razón y del subconsciente puede lograr el objetivo primero: “inducir a maravilla”. La imaginación no imita crea. Y sigue el Manifiesto en su punto 1:

El Postismo preconiza la existencia de estos mundos específicos, individuales o colectivos (…) y afirma que el subconsciente es quien facilita la materia en bruto de toda creación pura. Y la exégesis de la obra postista se funda, pues, en este axioma: el subconsciente ha de crear (es el que crea) y el subconsciente ha de entender (es el que entiende). De lo dicho se puede establecer una definición concreta: El Postismo es el resultado de un movimiento profundo y semiconfuso de resorte del subconsciente tocados por nosotros en sincronía directa o indirecta (memoria) con elementos sensoriales del mundo exterior, por cuya función o ejercicio de la imaginación, exaltada automáticamente, pero siempre con alegría, queda captada para proporcionar la sensación de la belleza o la belleza misma, contenida en normas técnicas rígidamente controladas y de índole tal que ninguna clase de prejuicios o movimientos cívicos, históricos o académicos puedan cohibir el impulso imaginativo.4

“El Postismo es la resultante inevitable de los “ismos” precedentes” y con el surrealismo sólo tiene en común “la fuente de inspiración del subconsciente totalmente libre” (dice en la p. 4).

“Cazando palabras en el aire, máximo ejercicio del Postismo, será esta la mejor ocasión para hablar del “Juego” (…) El retorno a una idea, una frase musical, una o unas palabras- símbolo, o palabra personaje, o palabra –clave (…) es “juego”; y la rima es “juego”; y la asonancia es “juego”; (…), y el mismo ambiente anímico o tonal-color es “juego” (dice en el punto cuatro, p.13).

Y los postistas terminan su manifiesto declarando su apoliticismo: “que nuestro movimiento no es político (…), pues es universal, que respetamos todo principio religiosos puesto que somos libres”; asimismo manifiestan su voluntad de no molestar a los que hacen otro tipo de arte o poesía: “no los tocaremos”. Y sigue :”Muchos nos atacarán (…) Muchos dirán que no nos entienden (…) se reirán de nosotros (…) ¡Qué solos vamos a estar, pero qué bien!” (p. 13)

Firma CH. H y debajo “la imagen de un hombre que se ríe sentado y fuma con la mano y con la boca” (Origen del postismo).

La recepción de este primer manifiesto del Postismo no fue muy favorable por parte de las corrientes poéticas del momento. Se tomaba poco en serio a los postistas, tanto por parte de los garcilasistas como los espadañistas. Sólo fueron incondicionales, los hermanos Ignacio (músico) y Francisco Nieva (dramaturgo y pintor), que asistían a los fantásticos aquelarres postistas del trío (Ory, Chicharro y Sernesi), que se celebraban en el estudio de Chicharro, sito en el Pasaje Alambra,11. Algunos se adhirieron al Postismo con curiosidad (Eugenio D’Ors, González-Ruano); otros abrazaron el Postismo como Cirlot, Juan Alcalde e Ignacio Aldecoa5, que fueron filopostistas.

El contenido de la revista única era el siguiente:

Una proclama postista, >>Por el niño<<, con un dibujo de Tony, hijo de Chicharro; >>Vanguardia y vuelta al orden<< de E. Lafuente Ferrari; >>Manifiesto del Postismo<<, pp. 4,12 y 13; >>Mirada rápida a los ismos anteriores<<, artículo antipostista de José Sanz y Díaz.

Textos de creación: narrativa: >>Botellas viejas y mujeres viejas<<, cuento de Tomás Borrás; >>Un hombre poco común o el hombre de los pañuelos<<, cuento de Sernesi y Chicharro.

Poesía. >>Liricoteca<< con poemas de Chicharro, Sernesi y Ory; >>Caligrama<<, poema manuscrito firmado por Rafael Montesinos, José Mª Valverde y Jesús Juan Garcés.

Ilustraciones: Fotografía de >>Gregorio Prieto<< por Eduardo Chicharro.

Dibujos: >>Dibujo<<, por Benjamín Palencia; caricatura conjunta de >>Sernesi, Chicharro y Ory<<, por Luis Lasa.

Y una nota importante: >>NO SE VAYA A CREER…<<

“Advertimos, para que alguien no se vaya a creer…que todo lo que publica “Postismo” no es precisamente postista. Mucho, sí”( p.14)

La revista, aún no teniendo nada se subversiva, fue cerrada por la censura. En un principio Juan Aparicio, jefe de Prensa y Propaganda, quiso utilizarla políticamente; pero parece ser que se recibieron cartas de protesta de obispos y de honrados padres de familia en la Dirección General de Información y Turismo y se suprimió la revista.

Por lo tanto no quedaba otro remedio que sacar otra revista con distinto nombre: La Cerbatana, Revista Ilustrada de la Nueva Estética. ¡Viva Gutemberg!, con un cuadro de J. Biero en la portada. Y así se presenta a sus lectores: >> ¡A LA UNA… A LAS DOS… A LAS TRES!<<: font="">

He aquí una revista discordante (…) Se llama LA CERBATANA porque no puede llamarse con otro nombre (…) Este primer número quiere ser, además, una muestra de nuestra actividad tal vez artística (…) Queremos, pues, presentar poesía y prosa, sonetos y cosas en un ambiente tipográfico, bajo una presentación de imprenta justamente nueva (…); armonía de versos y armonía de “tipos”6.

Vienen luego algunos textos de estética postista como: "Nos echan da la poesía&lt"; de Eduardo Chicharro (p. 4), "La patética expresión del arte"; de Eduardo Chicharro (pp. 4 y 12);"Entrevista a un hombre que se ríe sentado y fuma con la mano y con la boca"; de Silvano Sernesi; y se trata de un ensayo sobre la imagen emblemática del Postismo, un poco en la línea de André Breton: Il y a un homme traversé par ma fenétre. “Un hombre que se ríe sentado…"; Ya no es imaginación; ya no es locura (…) Una belleza sin lógica dadaísmo; una lógica sin lógica, surrealismo; una belleza con lógica, postismo” (p. 11).

En cuanto a los textos de creación en narrativa tenemos: "Casi los casó Voronoff" (cuento) de Silvanoi Sernesi (p.3); "El diario de un loco, fragmento" de Carlos E. de Ory (p. 5); "Viejo" (cuento) de Eduardo Chicharro (p. 7); "Tres cuentos cortos" de Ory, Sernesi y Chicharro (en la contraportada) y publicados hoy, serían microrrelatos. Estos tres textos tienen continuidad narrativa.

Poesía: "De lo más a lo menos" de Eduardo Chicharro (p. 3); "De mi loco al loco Carlos Edmundo", soneto de Ängel Crespo; "Poemas primitivos para ángeles" de Jesús Juan Garcés (pp. 8 y 9); "Anna" soneto de Silvano Sernesi y "Escena de guerra", caligrama de Manolo Pilares (p. 15).

"Nuestros amigos esos locos", página- collage, compuesta por dibujos, textos mecanografiados y autógrafos de simpatizantes postistas: Joaquín Soler Serrano, CIRLOT, José Julio Rodríguez.

Publicidad: Si en Postismo sólo aparecía un anuncio de la librería Ínsula, aquí se anuncia la ginebra GIRÓ, la librería CLAN y la tienda para pintores “Bellas Artes”, así como un concurso de cuentos premiado con 1000 pesetas.

Dibujos: Anagrama del Postismo, un pulpo con un sombrero y una pajarita en el extremo del largo tentáculo (p. 15), por los hermanos Santodomingo; "Minero" por Manolo Pilares; "Caricatura de Manolete" de corte expresionista, por Luis Lasa (en la contraportada).

También aparece la "Lista de adheridos y simpatizantes a la NUEVA ESTÉTICA", entre ellos: Wenceslao Fernández Flórez, Camilo José Cela, José Pla (escritor) Mas Pla, Palafrugell (Gerona), Ángel Crespo, Eugenio D’Ors (esteta).- Madrid.

La Cerbatana como Postismo salieron una única vez y ambas cubrieron la primera etapa del Postismo, 1945-1946.

El “Segundo Manifiesto” del Postismo salió en un número extraordinario de La Estafeta Literaria en 1946 y está firmado por la trinca postista: Chicharro Hijo, Sernesi y Ory; y viene a ser una crónica de las reacciones suscitadas por el Postismo:

Quiere decir Postismo, después de los ismos (…), es un neo-surrealismo y un neo-expresionismo; a semejanza de estos dos ismos recibe gran parte de su inspiración y materiales del subconsciente; a diferencia del surrealismo no admite el automatismo absoluto (…), no elude la estética, sino que la busca ( una estética especial, libre de cánones y prejuicios).

El Postismo no es cosa inventada…no hemos hecho sino descubrir posibilidades muy particulares en determinadas formas literarias y artísticas de hoy (…) herencia de anteriores ismos; hallar la manifiesta influencia del surrealismo en la formación del pensamiento actual, del humanismo y de la pintura y la poesía (…) Queremos (…) hacer del lenguaje no sólo un medio, sino, y especialmente, una fuente directa de inspiración. Y queremos ser libres… ;El Postismo es la locura inventada.7

El “Tercer Manifiesto” del Postismo, firmado por Eduardo Chicharro Hijo, como el primero, apareció en El Minuto nº 1, suplemento juvenil del diario La Hora de Madrid, 1947. Y en este manifiesto lo que pretende Eduardo Chicharro es hacer una catalogación del Postismo dentro de los “ismos”:

El Postismo como parentesco, será hijo del Surrealismo, nieto del Dadaísmo y sobrino del Expresionismo. ¿Qué hereda del Dadaísmo?: Muy poca cosa: tal vez la intuición y la pureza de todo primitivismo. ¿Qué de Surrealismo? La explotación del subconsciente. ¿Y qué del Expresionismo) La expresividad. ( O. C. p. 304).

Todavía hubo un “Cuarto Manifiesto” postista, que quedó inédito (escrito en 1947-o- 1948), firmado por Chebé (Chicharro Briones) y Carlos Edmundo de Ory (Chebé-Ory); ya Silvano Sernesi había regresado a Roma. Este manifiesto fue publicado por primera vez por José Mario Armero en 1974, en Música celestial de Eduardo Chicharro.

El manifiesto reconoce el fracaso y la marginación del nuevo “ismo”; y se pronuncia de esta guisa: “La definición del Postismo es una mano (…) Una mano de tres dedos; helos aquí: la discordia. El adulterio y la mágica palabra; o, para se más claros: la paloma, el jerifalte y los tres pies que tiene el gato”8.

Posteriormente, a partir de 1947, se incorporan nuevos miembros al grupo: Gabino-Alejandro Carriedo, Ángel Crespo y el canario Félix Casanova de Ayala, éstos abren una nueva vía postista, que Carlos Edmundo de Ory calificó de “Pseudo-cisma, que supuso el inicio del Segundo Postismo, que tuvo su ‘central’ en Ciudad Real y como órgano de expresión una sección del diario Lanza; también participó en esta etapa el grupo de La Mancha formado por Federico Muelas, Antonio Fernández Molina y Carlos de la Rica; pero que duró muy poco tiempo. Carriedo, Crespo y Federico Muelas continuarían la estela postista con la publicación de la revista El pájaro de paja ("Carta Circular de Poesía", Madrid, 1950-1956).

El Postismo no se acomodó a las vertientes poéticas de la época. Nace declarándose antigarcilasista. Rechaza las teorías existenciales, humanizadoras y testimoniales de los espadañistas y está alejado de la preocupación formal y lingüística del Grupo Cántico de Córdoba. La poesía postista pretende la demolición del edificio poético realista.

Los postitas son quizá los herederos del humor de La Ametralladora, La Codorniz y El Bertoldo, así como de la greguería poética de Ramón Gómez de la Serna (“Las quisquillas hacían cosquillas al apetito”).

El Postismo preconizó un concepto artístico universal, mezclando la literatura con la plástica. Así las relaciones del Postismo con el grupo pictórico Dau al set9 (“Dado al siete”), en el que destacaron los poetas Juan Eduardo Cirlot y Joan Brossa, fueron muy intensas.

También podemos hallar huellas postistas en el primer teatro de Fernando Arrabal (Pic-Nic, El Triciclo y El cementerio de automóviles, 1952-1959) y en el “Teatro Furioso” de Francisco Nieva.

En cuanto a la producción literaria postista, fue en la poesía donde presenta unos perfiles más claros con la obra de Eduardo Chicharro, Carlos E. De Ory, Silvano Sernesi, Ángel Crespo, Félix de Casanova de Ayala, Gabino-Alejandro Carriedo y el narrador Ignacio Aldecoa con dos libros de poesía publicados.

Eduardo Chicharro escribió poemas al alimón con C. E. de Ory: Las patitas de la sombra (1944); Plurilingüe lengua (1945-1947), sonetos aparece ese surrealismo entre lúdico y trágico; Música celestial (1947-1958 y Las Cartas de la noche (1950-1960).

Carlos Edmundo de Ory publicó Versos de pronto (1945) y Doblo hablo (1945-1948) y Los poemas de 1944, de corte surrealista.

Gabino-Alejandro Carriedo publicó, La piña sespera (1948) y La flor de humo (1949), en la línea del postismo.

En general los rasgos estilísticos de esta poesía postista son: sintaxis alógica, rupturas temporales, enumeraciones caóticas, términos sorpresivos. Y todo esto confluye en el juego verbal, el humor, la euritmia musical, la distorsión léxica y la predicación crítica del absurdo.

En la narrativa están los relatos de Chicharro, Ory y Sernesi, publicados en Postismo y La Cerbatana; la novela de C. E. de Ory, Mephiboseth en Onou o el Diario de un loco, que fue prohibida por la censura y algunas novelas inéditas de Eduardo Chicharro.

Por lo que se refiere a lo teatral, los postistas escribieron al alimón, La Lámpara (1945), que incluso se anuncia su representación en la penúltima página de La Cerbatana; y esta comedia rotunda sería un poco precursora del teatro del absurdo de Ionesco y otros autores europeos e Historia natural, Comedia breve en dos actos de Carlos Edmundo de Ory, que se proyecta hacia el teatro del absurdo.

Y filopostistas serían el “Teatro Pánico” de Fernando Arrabal y el “Teatro Furioso” de Francisco Nieva.

La plástica postista fue la que menos repercusión tuvo, a pesar de que Chicharro Hijo era un reputado pintor, catedrático de Pedagogía del Dibujo y maestro de pintores como Antonio López, Lucio Muñoz, Amalia Avia, Eusebio Sempere.

Los postistas celebraron dos exposiciones, una en Madrid y otra en Zaragoza. La única pintora postista, Nanda Papiro, musa postista y esposa de Chicharro, con sus arabescos, filigramanas y curvas sin fin, puede considerarse un antecedente de la psicodelia.

Ya en 1975 Francisco Nieva aseguró que “El refugio iba a ser el Postismo, el único movimiento de vanguardia que vieron los años 40 (…) Éramos una especie de reunión de apestosos que hicimos reír a todo Madrid”10.

Más tarde en 1984, Nieva afirma que el Postismo era el precedente de la posmodernidad:

Leyendo un poco al trasluz en los manifiestos del Postismo se está viendo que no predicaba otra cosa que lo que , al cabo de 30 años más o menos, se llama postmodernidad (…) Al postismo no se le tomó en serio (…), a ese postismo que no tuvo la menor aceptación entre nuestros intelectuales y que hoy se recibe con el nombre menos chistoso de postmodernidad.11

La imaginación poética y libertad lúdica del lenguaje se convierten en sus señas de identidad: Humor disparate y la “locura inventada” de Ory. Esto dice Guillermo Carnero: “Los postistas ironizaron contra las grandes corrientes humanizadoras de la poesía de posguerra poniendo en ridículo alguno de sus motivos más queridos, como el amor conyugal (…), o el silencio de Dios de los poetas del existencialismo religioso. Es el Postismo un cuerpo extraño en el contexto de la poesía española de posguerra, una prolongación tardía de la literatura de vanguardia”12.

Los postistas mostraron su rebeldía y su inconformismo a una sociedad privada de libertad y esta rebeldía “se dirigía- como señala José Manuel Polo de Bernabé- a superestructura cultural, a las costumbres y actitudes fijas y a una estética anquilosada. De ahí la búsqueda (…) de un lenguaje más libre, más creador. Los postistas se habían separado del realismo tremendista (…), y reivindicaban el humor, la risa y la creación gozosa. De esta búsqueda surgió un lenguaje absolutamente subversivo y creador, de una gran novedad. Anticiparon procedimientos de expresión que luego más adelante
serían aceptados como modernos en la cultura europea”13.

El mismo Carlos Edmundo de Ory dice: “El postismo fue, ante todo, un intento de despertar a la vida lo dormido; fue un sacudir perezas mentales y legañosas; fue una dinamita de la imaginación”14.

El Postismo no tendrá continuadores, sólo algunos poetas del surrealismo de posguerra como Manuel Álvarez Ortega, Miguel Labordeta, Francisco Pino y, sobre todo, Juan Eduardo Cirlot, filpostista y Joan Brossa, seguirán un poco la estela postista

El Postismo fue silenciado a partir de los años 50 y empezó a ser tenido en cuenta por la crítica y por los poetas ‘novísimos’en los años 70.
En 1994 se celebró en Cuenca un congreso sobre el Postismo y participaron con sus ponencias: Amador Palacios, Jaume Pont, Rafael de Cózar, José Fernández Arroyo y Antonio Fernández Molina.
La revista bilbaína Zurgai, editada por la Diputación Foral de Vizcaya, dedicó un monográfico al Postismo en 1991 y lo mismo hizo la revista Barcarola nº 50, 1996 de Albacete.

Ofrecemos a continuación una breve muestra de poesía postista:


SONETO PÁGAME LA TARDE

Doblo hablo entrada siete parapeto

Digo persigo estábamos me canso

Me estáis diciendo que me cae la tarde

Soy vieja yo ¡sus! tose santo el gato.


Este hilo se acaba algunos hipos

Di dice no nadie habla suena un lío

La media del paquete aturde míralo

Se peina y dame cuando vengo amigo.


No será esta burbuja que he ganado

Aquí tengo yo más preparo trenes

Voilà toujours le lit la bonne fille.


Oh caro río del mercado ablanda

Quiero que tú perdón substituido

Llevo sentado espejo apaga apaga.

Carlos Edmundo de Ory

(de Doblo hablo, 1945-1948)


*** *** ***

CARTA DE NOCHE A CARLOS

Carlos yo te escribo trece trenes

Trinos trece te estremece

Y te envío mecedoras

A tu casa.

Que tu casa es una cosa

Que no pasa.

En el fondo sutilísimo te escribo

Del estribo.

(…)

Pasan ciervos por mis ojos

Luchan truchas en mi leche

Por debajo pasa el grajo, por la orilla la abubilla.

Que mis ojos son de corcho sueño a veces

Y las heces que vomito son como oro

(…)

Sigo enviándote mecedoras,

Cuídalas, límpialas, pómpalas

Góndolas, lámparas, ordéñalas

Albérgalas en tu pecho

Que el sultán viejo lo dice:

Si el refrán mata a la rata

Pon tu casa enjabelgada

Que a decir viene lo mismo.

Eduardo Chicharro, "CHEBÉ"

(Publicado por primera vez en el El Pájaro de paja
Carta Quinta, Agosto, 1951, Santander)


*** *** ***

EL PIGMEO BORDONERO

Paraboloide insecto

Calenturiento cala,

Encerrador de cuentos, degollador de farsas.

Se pare ce a una foca,

A un toro, a un grillotalpa.

¡No! Es sólo un pobre enano

brotado de una gacha

Silvano Sernesi

(en Postismo, 1945, p8)


*** *** **

A C. E. DE O.

EDMUNDO, niño, niño

Tan niño como el mundo,

Tan viejo, sí, tan niño!


Tan sueño, mundo Edmundo

Bisoño y sueño y niño,

Y Edmundo y sueño y mundo.


¡Ay, mundo, ay sueño, ay coño,

y cómo cuesta, Edmundo,

librarse del beleño!

(…)

Edmundo, nuño, mundo

Tan mundo como niño,

Tan viejo como un mundo…


Yo conocí un aroma,

Y un hálito, una seña

Un pájaro y un mundo


…Y un sueño.

Gabino-Alejandro Carriedo

Madrid, 20/12/1947

(Poema inédito, cedido por Carlos Edmundo de Ory

a Jaime Pont, en El postismo)



                                                            Dibujo postista de Nanda Papiri



1.- "Primer anuncio del Postismo al mundo", en Postismo, estética, enero, 1945, pp. 2 y 15. Facsímil de las revistas Postismo y La Cerbatana, Renacimiento , Sevilla, 2011 (Presentación de Rafael de Cózar)

2 .- Casanova de Ayala, Félix, "Anecdotario y teoría del Postismo", en Papeles de son Armadas nº 104, Plama de Mallorca, 1964

3 .- Pont Jaime, El Postismo. Un movimiento estético-literario. Estudio y textos, Edicions del Mall, Barcelona, 1987, p.46

4 . Facsímil de Postismo y La Cerbatana, Renacimiento, Sevilla, 2011, p. 5

5 .- Ory Carlos Edmundo de, " Por calles y tabernas con José Ignacio Aldeco"·, en Aproximación crítica a Ignacio Aldecoa de Drosoula Lytra, Selecciones Austral, Espasa-Calpe, Madrid, 1984. Carlos Edmundo de Ory e Ignacio Aldecoa vivieron en la “Pensión Garde”, C) San marcos, 41, cerca de la bifurcación de Alcalá con Gran Vía presidida por el soberbio edificio de Metrópolis. En la misma pensión vivían el pintor Pedro Bueno y Rafael Santos Torroella. Muy cerca de allí tenía el estudio Eduardo Chicharro, en el pasaje Alambra, 11, hoy desaparecido. Las revistas Postismo y La Cerbatana se imprimían en la calle Barbieri, 10 y la sede del movimiento postista estaba en el Café Castilla en la calle de las Infantas. Ignacio Aldecoa compañero de correrías de Ory publicó dos libros de poesía: Todavía la vida (1947) en la línea postista y Libro de las algas (1949), que firmaba como José Ignacio Aldecoa.

6 .- "A la una…A las …A las tres", en LA CERBATANA, Facsímil, Renacimiento, Sevilla, 2011, p. 1

7 .- Ory Carlos Edmundo de, Poesía, 1945-1969, Edhasa, Barcelona, 1970 (Edición de Félix Grande), p. 290

8 .- Chicharro, Eduardo, Música celestial, (Edición José Mario Armero), Seminarios y Ediciones, Madrid, 1974, pp. 311

9 .- El grupo Dau al set, nacido en Barcelona en 1948 y formado por Joan Brossa, Arnau Puig, Joan Ponç, Antoni Tàpies, Joan Joseph Tartas y Modest Cuixart, que todavía vive en Palagrugell (Gerona). Dau al set fue un verdadero intento subversivo contra el academicismo imperante y propugnó la libertad total.

10 .-Nieva Francisco, Teatro furioso, edición de Moisés Pérez Coterillo, Akal/Ayuso, 1975, p. 10

11 .- ABC, 22/VII/1984.

12 .- Carnero Guillermo, " Poesía de posguerra en lengua castellana", en Poesía, nº 2, agosto-septiembre, Madrid, 1978, p. 84.

13 .- Polo de Bernabé,"La vanguardia de los años 40-50: El Postismo", en Cuadernos Hispanoamericanos, nº 374, agosto, Madrid, 1981

14 .- Ory Carlos Edmundo de ,"Historia del Postismo", en Poesía 1945-1969, Edhasa, Madrid, 1970

1 comentario:

Cristian dijo...

Me gusta disfrutar de la poesía y por eso es un placer buscar en internet ensayos poeticos y las distintas corrientes. Me gustaría poder obtener este verano viajes roma ya que me dijeron que hay muy buenos poetas originarios de esa región